¿Necesitas ayuda en salud mental rápidamente? MARCA **ASK en tu teléfono móvil o llama al 800-939-5911. close

Reflexionando Sobre la Salud Mental de la Comunidad Latina

Cardinal Innovations Healthcare — julio 16, 2020 — 5 min de lectura
Solo el 33% de los latinos diagnosticados con una enfermedad mental reciben tratamiento cada año, mientras que el promedio de la población en los Estados Unidos alcanza el 43%. El estigma, la falta de acceso a atención profesional y las barreras del idioma son algunas de las causas de esta desigualdad.

Los hispanos y otras comunidades minoritarias enfrentan desafíos únicos que pueden dificultar el acceso a la atención de salud mental. En Julio se celebra el Mes de la Salud Mental de las Minorías. Esta es una oportunidad para reflexionar sobre las desigualdades en el cuidado de la salud mental de los hispanos y para aprender maneras de superarlas.

Estadísticas de Salud Mental en la Comunidad Latina

Las estadísticas de personas diagnosticadas con alguna enfermedad mental en la comunidad latina son similares a las del resto de la población. Según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI), las condiciones de salud mental más comunes entre los latinos son la ansiedad, la depresión, el trastorno de estrés postraumático (PTSD) y el uso de sustancias. Sin embargo, entre los latinos que experimentan síntomas de un trastorno de salud mental:
  • Solo el 20% habla con un médico sobre sus síntomas
  • Solo el 10% contacta a un profesional de salud mental
  • Y el 19% no tiene ninguna forma de seguro médico, según un informe del 2015

¿Qué Impide que los Latinos Busquen Tratamiento?

Al igual que en otras minorías, hablar de sentimientos negativos no es parte de la cultura. El estigma y las percepciones negativas sobre las enfermedades de salud mental impiden que los miembros de estas comunidades hablen abiertamente de sus problemas o busquen atención profesional para ello.

En el caso de los hispanos, ser diagnosticado con una enfermedad mental puede causar vergüenza. Nadie quiere ser visto como débil o incapaz. Además, discutir asuntos personales o familiares con extraños generalmente no está bien visto. En ese contexto y según NAMI, los hispanos podrían no identificar los síntomas de una enfermedad de salud mental tan fácilmente, o podrían no reconocer que los están experimentando.

Las Barreras Culturales: Estigma sobre la Salud Mental

Es importante tener en cuenta que la cultura afecta la manera en que tratamos nuestra salud mental. Por ejemplo, cuando se pasa por momentos difíciles, los hispanos tienden a preferir la ayuda de personas confiables, como médicos generales o líderes espirituales.

Algunos recurren a prácticas religiosas o remedios caseros para hacer frente a las emociones negativas. Aunque las comunidades religiosas son importantes y pueden brindar apoyo, es probable que no cuenten con la experiencia profesional y el conocimiento de tratamientos efectivos para las enfermedades de salud mental.
 
Los distintos roles de género para hombres y mujeres también son un componente importante de la cultura hispana. Se espera que los hombres sean los proveedores fuertes y resilientes. Al mismo tiempo, se espera que las mujeres cuiden de la familia antes que de sí mismas. Estas ideas tradicionales de masculinidad y feminidad también hace que sea más difícil priorizar el autocuidado y la salud mental.

Inmigración y Salud Mental

Si bien es cierto que los latinos han demostrado perseverancia y optimismo ante la adversidad, dejar su país y mudarse a los Estados Unidos puede generar altos niveles de presión y estrés.

La experiencia de inmigración y el proceso de adaptación pueden convertirse en una fuente de problemas de salud mental. Los latinos y otras comunidades de inmigrantes que enfrentan estos desafíos corren un mayor riesgo de PTSD, depresión, suicidio y estrés, todo esto asociado con la aculturación o el miedo a la deportación. Además, las barreras creadas por la discriminación y los prejuicios pueden contribuir a la adopción de comportamientos poco saludables, como el uso de sustancias y los trastornos alimentarios.

¿Qué Impide que los Latinos Reciban Atención de Calidad?

Además del estigma cultural asociado con la salud mental, la falta de servicios y recursos culturalmente competentes también representa una barrera para recibir atención médica de calidad.

El Centro de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) reporta que las minorías y comunidades multiculturales presentan más problemas de salud mental y más síntomas de depresión, pero tienden a recibir una atención de menor calidad. Algunos factores que contribuyen a las desigualdades de salud mental entre la comunidad latina son:

Barreras del Idioma

En una encuesta nacional realizada por la Asociación Americana de Psicología (APA), solo el 5.5% de los psicólogos dijeron que pueden proporcionar servicios en español. Los profesionales de salud mental bilingües son esenciales para comprender las necesidades y la cultura de la comunidad latina.

Falta de Seguro Médico 

Es probable que las comunidades minoritarias, de bajos ingresos y menos privilegiados, no tengan seguro médico. En el caso de los hispanos, es probable que las bajas tasas de cobertura del seguro sean a causa de la inmigración o trabajos de salario mínimo y sin beneficios.

Diagnóstico Erróneo

Para evitar ser tratados como “locos” o débiles, los latinos pueden indicar depresión o ansiedad en términos de síntomas físicos. Sin embargo, las diferencias culturales podrían evitar que los médicos generales reconozcan los síntomas de salud mental.

Superando las Disparidades de Salud Mental

La competencia cultural, la cual incluye sensibilidad, respeto y conocimiento de otras culturas, permite que los profesionales de la salud tengan en cuenta como la cultura puede afectar la salud mental de las personas.

Educarse en el tema de competencia cultural es un trabajo en progreso para mejorar y proteger la salud mental de las minorías en los Estados Unidos. A continuación, encontrarás algunos pasos para superar las disparidades de salud mental y el estigma en torno a la salud mental en la comunidad latina:
  • Eliminar las barreras del idioma y aprender sobre los valores y creencias de la cultura latina para una comunicación efectiva
  • Colaborar con médicos generales para que identifiquen síntomas de enfermedades mentales y remitan a los pacientes a profesionales de la salud mental
  • Reconocer los desafíos específicos de la comunidad latina
  • Educar a los latinos sobre la salud mental y ofrecer recursos
  • Reconocer las barreras culturales e integrarlas con tratamientos apropiados
  • Fomentar la participación familiar para aliviar el estigma que existe alrededor de la salud mental
  • Utilizar recursos disponibles para aumentar nuestra competencia cultural

Recursos Adicionales de Salud Mental

¿Necesitas ayuda en salud mental rápidamente?

MARCA **ASK en tu teléfono móvil o llama al 800-939-5911.


Leer en inglés.
¿Ha sido útil este artículo?

Únase a nuestro boletín para miembros

Suscribirse