¿Necesita ayuda en salud mental rápidamente? Marque **ASK en su teléfono móvil o llame al  800-939-5911.

Cuando Lo “Normal” No Se Siente “Normal”

Cardinal Innovations Healthcare — agosto 3, 2021 — 3 min de lectura
Hemos experimentado muchos cambios en el último año y medio. Actualmente, las restricciones para reducir el contagio del COVID-19 se están empezando a cancelar. Ha sido difícil mantenerse al día. Hoy, el uso de la mascarilla y los límites de capacidad se están eliminando en la mayoría de los lugares públicos. Los eventos y reuniones sociales están regresando a su ritmo.

Es posible que te sientas ansioso o emocionado por volver a la normalidad. Pero, ¿qué es la "nueva normalidad"? Exploremos cómo puedes enfrentarla de una manera saludable.

Mantén la Cautela

Al regresar al trabajo y a la escuela, ten en cuenta que las cosas han cambiado. Puedes disfrutar de las nuevas libertades pero aún así tomar precauciones. El virus todavía está presente. Incluso si estás protegido, es posible que otras personas no lo estén. Debemos trabajar juntos para mantener las tasas de infección al mínimo.

A continuación te presentamos algunas precauciones que puedes tomar.

Vacúnate

Es importante que te vacunes si puedes hacerlo. Esto te ayudará a protegerte a ti y a otras personas de contraer el virus. El aumento de las tasas de vacunación reduce las tasas de infección. También ayuda a bajar el número de hospitalizaciones y muertes por COVID-19.

Usa Mascarilla

El hecho de que no sea obligatorio usar mascarilla no significa que no puedas usarla. Si te sientes incómodo en un espacio público, póntela. Es importante seguir llevando una mascarilla contigo siempre, ya que algunos lugares pueden exigir su uso. También recuerda usar mascarilla si tienes síntomas.

Lávate Las Manos

Lavarse las manos regularmente es una de las mejores formas de protegerte y reducir el contagio. Usa las estaciones públicas de desinfectante de manos. Asegúrate de lavarte las manos después de tocar superficies públicas, como por ejemplo:
  • Manijas de puerta
  • Transporte público
  • Alimentos y empaques
También es importante lavarse las manos antes de comer o tocarse la cara.

Evita el contacto cercano con otras personas

No sientas que debes abrazar o estrechar la mano de los demás. Es mejor limitar el contacto físico y mantener la distancia. Esto es especialmente cierto si no estás seguro si la otra persona está vacunada. Interactúa con otros a un nivel al que te sientas cómodo. Asegúrate de que las demás personas también se sientan cómodas antes de interactuar con ellas.

Evita el contacto con quienes son (o podrían ser) fuentes de contagio

Incluso si estás vacunado, es mejor evitar el contacto con personas que tienen COVID-19. Lo mismo ocurre con alguien que ha estado expuesto. Si llegas a exponerte al virus, asegúrate de seguir las recomendaciones de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Cuida tu Salud Mental

Algunas personas se concentraron en cuidar su salud mental durante la cuarentena. Sus vidas tuvieron un ritmo más pausado. Además no había presión para ser social o aventurero. Quedarse en casa y no hacer nada fue completamente aceptable. Pero a medida que se cancelan las restricciones, la presión comienza a resurgir.

Volver a la "normalidad" no significa que tengas que volver a tus viejas costumbres. Asegúrate de continuar con los hábitos saludables que desarrollaste el año anterior. Estos podrían incluir:
  • Hacer ejercicio
  • Meditar
  • Llevar  un diario
  • Cocinar comidas más saludables
  • Apreciar el tiempo con amigos o familiares
  • Decir no a los planes y reservar tiempo para ti
Otros pueden haber tenido dificultades con su salud mental durante la pandemia. Hubo muchas pérdidas y miedo. A medida que volvemos a la normalidad, considera buscar formas de mejorar tu salud mental. Puedes comenzar probando cualquiera de los hábitos saludables mencionados anteriormente. Nunca es demasiado tarde para empezar a concentrarte en ti mismo y tu bienestar.

Sigue Adelante

Aunque la pandemia causó mucha angustia, también trajo algunas cosas positivas. Asegúrate de concentrarte en lo que aprendiste durante el año anterior a medida que la vida comienza a cambiar nuevamente. Esta "nueva normalidad" no tiene por qué parecerse en nada a la de hace dos años. Esto no significa que no vaya a ser genial, incluso podría ser mejor.
¿Ha sido útil este artículo?

Únase a nuestro boletín para miembros

Suscribirse